domingo, 18 de noviembre de 2012

De arena y memorias


Y llegará el día, amor,
en que las lenguas agoten besos,
y el silencio exhale
en tu suspiro una palabra;
y mecerás con nanas del olvido
las nostalgias en los trenes de tu alma.

Y llegará, niña, el día,
que no te alcance la mirada;
sabés que el aire empuja arena
amontonando los vestigios,
y de castillos, queda nada.

Y aunque no parezca, llegará, 
(hay detalles que olvida la esperanza)
el día en que la miel de tus memorias 
te devuelvan sana y salva, de todo azufre y riesgo
y de soñar 
enamorada.

2 mordidas:

Johanna Lopez dijo...

Bien por la vuelta :) brindo por muchas historias magicas mas...!

dijo...

:)

Publicar un comentario

Mordé, dale, mordé..