viernes, 4 de agosto de 2017

Asuntos córvidos

Desde el nido usurpado, un cuerdo marmolado
asiste impaciente a la acerba espera.
La barriga henchida con ojos de su sangre,
el corazón chato como una moneda.

0 mordidas:

Publicar un comentario

Mordé, dale, mordé..