miércoles, 25 de mayo de 2011

Miradas Hostiles


Yo sé que mis miradas son hostiles,
como caricia
sobre cicatriz;
Yo sé que me doblega la soberbia,
me seduce la ironía (ni qué decir).

Yo cargo en mis espaldas un sinnúmero de culpas,
un puñado de mentiras que se han hecho mil.
Basado en un rol etiquetado
de verdugo pendenciero
(amargado y vil).

No busco impresionarte, 
yo no intento convencerte..
monopolio no es mi juego (ni qué decir)
Pero callar, nena callar, 
eso no es para mi.

Yo solo quiero que te acerques
solo deseo que me quites, lo que te quiero dar.

Paseando por mundo de colores alterados, de emociones paralelas;
buscando en esporádicos recuerdos
ilusiones semiyermas.
Tu vida nunca me reclama,
yo solo quiero que recuerdes lo que buscás en mi.

Seguís pisando mis pies descalzos
con tus zapatitos prestados,
eso nena.. 
cómo puede hacerte felíz?


2 mordidas:

Anónimo dijo...

¿Como puede ser feliz esa gente?
Que lindo que existe gente como vos.
Besos, La Huida

Esta muy bueno, este blog...

Jared dijo...

La Huida, tanto tiempo! Mil gracias por pasar :D!

Publicar un comentario

Mordé, dale, mordé..