lunes, 25 de julio de 2011

La Vida en Diagonal Sostenido


Primero 
perdés el sosiego amniótico, el sostén umbilical que te daba sustento.
Y los dientes se derriten en tu boca como caramelos
y la inocencia te ahoga en besos.

Perdés tus mascotas.
luego los juguetes te olvidan
y perdés el miedo.
Perdés la confianza y la virginidad,
los amigos y la familia,
perdés la dignidad de decir "no".

Perdés la vergüenza, 
olvidás tus amantes y por fin amás.

Perdés la capacidad de perdonar.
Perdés tu cabeza.
Perdés la conciencia,
y ebrio de sombras olvidás tu integridad
en algún bar.

Perdés la líbido y la confianza en vos mismo.
Perdés la fe buscando en los cielos vacios,
y después te vas..
cuando no queda nada
(Nada más).

7 mordidas:

Anónimo dijo...

your secret admirer ♥

Me case con la lluvia dijo...

Hijo de puta que bien q estas escribiendo!

Me llego como la piña de un Golem de piedra en las bolas! Groso Jared! Muy Muy bueno! :D


Medio emo pero yo ando medio asi , asi que me vino de primera. Me quito el sombrero!


Abrazo de..... (complete los puntos suspensivos)

Jared dijo...

:D! Gracias Siuli!

A la mier, tengo un admirador/a secreto/a!

Familiarizada dijo...

la vida es un lento perder. Perdemos porque no tenemos nada realmente (¿Y el blog de tu vieja?)

Me case con la lluvia dijo...

AutorEl te contesta:
--------------------------------------------

Jared: gracias querido te mando otro.

mar dijo...

Me dieron ganas de comentar acá. Además... ¿Cómo evitar ese desafiante "mordé..."? Buenos textos!! :)

Ok Jared dijo...

:) muchas gracias mar :)

Publicar un comentario

Mordé, dale, mordé..